domingo, 6 de diciembre de 2009


Vísperas

Himno

Confines de la tierra, mares, islas remotas,
oscuras selvas vírgenes, a Teresa cantad.
Ella alentó en su espíritu un vuelo de gaviotas
por abrir en las almas surcos de claridad.

Teresa, mensajera herida, alanceada
por amorosos dardos de fuegos misionales.
Abeja sigilosa que en soledad dorada
labra en su celda oculta dulcísimos panales.

Corazón navegado por el amor y roto
como cántaro leve, desbordado de luz.
Enamorada ola hacia arenal ignoto
entre noches oscuras y caminos de cruz.

Arroyo en avenida, afluente del cielo.
Entre Dios y los hombres, vuelo partido en dos.
Samaritana ardiente, sedienta del anhelo
del agua de las almas para la sed de Dios. Amen.

Salmodia

Ant. 1 Nadie tiene amor mas grande que el que da la vida por sus amigos.

Salmo 112

Alabad, siervos del Señor,
alabad el nombre del Señor.
Bendito sea el nombre del Señor,
ahora y por siempre:
de la salida del sol hasta su ocaso,
alabado sea el nombre del Señor.

El Señor se eleva sobre todos los pueblos,
su gloria sobre los cielos.
¿Quién como el Señor, Dios nuestro,
que se eleva en su trono
y se abaja para mirar
al cielo y a la tierra?

Levanta del polvo al desvalido,
alza de la basura al pobre,
para sentarlo con los príncipes,
los príncipes de su pueblo;
a la estéril le da un puesto en la casa,
como madre feliz de hijos.

Ant. 1 Nadie tiene amor mas grande que el que da la vida por sus amigos.

Ant. 2 Por ellos me consagro yo, para que también se consagren ellos en la verdad.

Salmo 130

Señor, mi corazón no es ambicioso,
ni mis ojos altaneros;
no pretendo grandezas
que superan mi capacidad;
sino que acallo y modero mis deseos,
como un niño en brazos de su madre.

Espere Israel en el Señor
ahora y por siempre.

Ant. 2 Por ellos me consagro yo, para que también se consagren ellos en la verdad.

Ant. 3 Lo débil del mundo lo ha escogido Dios para humillar a los fuertes.

Cántico Flp 2, 6-11

Cristo, El cual, siendo de condición divina,
no retuvo ávidamente el ser igual a Dios.
Sino que se despojó de sí mismo
tomando condición de siervo
haciéndose semejante a los hombres
y apareciendo en su porte como hombre;
y se humilló a sí mismo, obedeciendo
hasta la muerte y muerte de cruz.

Por lo cual Dios le exaltó y le otorgó el Nombre,
que está sobre todo nombre.
Para que al nombre de Jesús toda rodilla
se doble en los cielos, en la tierra y en los
abismos, y toda lengua confiese que Cristo Jesús
es Señor, para gloria de Dios Padre.

Ant. 3 Lo débil del mundo lo ha escogido Dios para humillar a los fuertes.

Lectura Breve 1 Tm 2, 1.3-6ª

Ante todo recomiendo que se hagan plegarias, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres;por los reyes y por todos los constituidos en autoridad, para que podamos vivir una vida tranquila y apacible con toda piedad y dignidad. Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador, que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad. Porque hay un solo Dios, y también un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús, hombre también, que se entregó a sí mismo como rescate por todos.

Responsorio Breve

R. Contare tu fama a mis hermanos * En medio de la asamblea te alabare. Contare tu fama.
V. Porque no has sentido desprecio hacia el pobre desgraciado. * En medio de la asamblea.Gloria al Padre. Contare tu fama.

Ant. Magnificat: Padre, he manifestado tu nombre a los hombres que me diste. Santifícalos en la verdad.

PRECES

Pidamos a Dios, Padre todopoderoso, por la Iglesia Plantada en todo el mundo, y digámosle con Humildad: Acuérdate de tu alianza, Señor.

Para que la Iglesia se entregue a tu amor sin descanso,
-descubre a los contemplativos su vocación al amor.

Para que el mundo crea en ti,
-haz que las almas consagradas sean testigos de tu bondad.

Para que los creyentes reflejen tu rostro y vivan el Mensaje de Cristo,
-ayuda a los Cristianos a llevar mutuamente sus Cargas, apoyados en la caridad fraterna.

Para que todos los hombres conozcan, según tus designios, a Cristo Verdad,
-infunde en todos nosotros un dinámico espíritu misionero.

Para que allí, donde reina Cristo, estén también con El los que tú le has dado,
-concede a los fieles difuntos el gozo de contemplarte cara a cara.

Padre nuestro...

Oración

Oh Dios, que has preparado tu reino para los Humildes y los sencillos, concédenos la gracia deSeguir confiadamente el camino de santa Teresa del Niño Jesús para que nos sea revelada, por su Intersección, tu gloria eterna. Por nuestro Señor.